Ratos libres de búsqueda de curro

Estoy pasando unos días donde la mama mientras voy haciendo alguna que otra entrevista de trabajo y preparo papeles para otros.
Como no soy de siestas he acabado por comprar un par de ovillos bien gorditos y hilados en forma de cuerda para hacer un cuello, que no es para echarme flores, pero me gusta muchísimo.
Con la ayuda de mi sister hemos añadido unos botones aguamarina que le ha dado un toque final enamoradizo.
Qué os parece? Mi mami irá bien abrigadita este invierno…y con lo friolera que es ella! 🙂
image